Estabilidad y Seguridad Socio-Económica en Contextos Migratorios: Expectativas Vs Realidad.

La Agenda 2030 en cuanto al desarrollo sostenible de las comunidades en sus diversos paises, tiene entre varios objetivos la ampliación e universalización de los sistemas de protección social, en especial para los países en vía de desarrollo económico y social, tratando de asegurar los niveles básicos y universales de bienestar y goce de derechos. Pero ¿estaremos bien orientados? ¿Lograremos este objetivo?. Ante esta circunstancia, que toma diferentes direcciones, las personas han decidido buscar mejores oportunidades haciendo frente a la realidad y sus expectativas.  Entre estas opciones, la que más se está usando es la de migrar.  La migración en la actualidad desempeña un rol central para los procesos de reproducción socio-económico de las poblaciones vulnerables.

Muchas de las malas prácticas en los modelos socioeconómicos de los países de origen, junto al poco valor del capital humano de sus ciudadanos, ha generado que muchos de las personas y sus familias, hayan tomado la dura decisión de trasladarse a otros países junto a sus sueños, proyectos y expectativas, así como sus innumerables talentos. Es así donde nace un factor determinante para el fortalecimiento de las actividades económicas de los países donde emigran, así como el impacto de las remesas en sus países de origen.

Estas personas que junto a sus familias se han movilizado, tienen que buscar como pueden adaptarse a estos cambios, en sus vidas.  Sin embargo, esta tarea no es sencilla, pues no sólo, se necesitan buscar los recursos económicos para satisfacer las necesidades básicas y fundamentales, sino afrontar todas las posibilidades frente a sus diferentes condiciones frente a un buen ejercicio de la legalidad a establecerse en el país de acogida. Ante esto, la persistente condición emprendedora puede impulsar a enfrentar nuestros diversos temores y así hacer frente a la realidad.

¿Cuántas posibilidades tenemos de estabilizarnos a nivel socioeconómico en el país de acogida? ¿Cuánta seguridad y estabilidad proporciona para mí, la estabilidad económica a mi estado emocional? ¿Tengo presente que mis expectativas y la realidad presente, pueden ser distintas? ¿Estoy preparada/o a asumirlo? ¿Cómo me organizo? ¿Qué planes tengo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba