Rol de la comunicación social y de las masas, en el contexto migratorio

Crecí en un tiempo que aún apreciábamos los programas radiales, donde podíamos escuchar noticas, series radiales, programas concursos, pero en especial programas de medio día donde las llamadas de las amas de casa, inundaban la audiencia. Esto apertura a especiales de media noche donde llamaban todos/as aquellos que tenían trabajos nocturnos y querían contar un poco de ellos, sus sueños y decepciones. Todos en cierta forma eran personas que reclamaban un espacio donde puedan ser reconocidos como personas y el rol que tenían en esta sociedad. En cierta forma, lograban hacerlo.
De esta forma, cuando percibí esto, el mundo vinculado a la radio me pareció cautivante, más aún que el de la televisión, ya que era un especio que establecía un vínculo entre personas que no conociéndose directamente, podrían estar conectadas tanto  a través de las ideas como de las  emociones. En ese momento, la radio se convierte en una puerta a otra dimensión donde las personas pueden, crear sus proyectos, expresar sus emociones, contar sus historias, imaginar sus sueños y, sobre todo, informar y denunciar todo aquello que se tiene que evidenciar.

La radio como herramienta social, puede cumplir una función de bienestar social, no sólo para ser una ventana de medios publicitarios para cristalizar los deseos de quien paga, sino algo más que esto. Porque justamente la función de la radio nació con la necesidad de informar a la masa social sobre acontecimientos de relevancia para sus vidas, tratando de ser lo más fiable, trasparente y de claro posible.

Tan importante es para la sociedad este medio, que desde 2011, las Naciones Unidas rinde homenaje oficial al día mundial de la Radio, donde se pretende enviar un mensaje de paz, tolerancia y diálogo por todo el mundo, buscando la toma de conciencia sobre los derechos de salud y educación de todas/os.

En ese sentido, resalto dentro de las diferentes formas de comunicación radial,  a la radio social, la cual se presenta como una la herramienta necesaria y útil, que apertura el debate democrático sobre temas importantes y vitales para la vida cotidiana, temas como la migración, las necesidades socioeducativas, la salud, bienestar público,  la vulnerabilidad social,  la política, la economía,  la violencia intrafamiliar u otro tipos de violencia, etc, expresiones que abren escenarios que pretenden sensibilizar y/o difundir otros puntos de vista. Y siendo positivos posibles alternativas de solución.

Aún en la actualidad, seguimos siendo una sociedad seducida por la innovación y por la apresurada incorporación de las nuevas tecnologías, reflexionar acerca de un fenómeno que tuvo su auge hace más de cinco décadas puede parecer, en un primer momento, una tarea inútil cuando no un despropósito. Sin embargo, pienso que podría ser perjudicial no reflexionar sobre una radio que pretenda hacer frente con éxito a los nuevos retos que se le plantean y encauzarse hacia nuevos destinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba