Valor Terapéutico del Cuento

Las historias de vida narradas a modo de cuento o leyenda, generan un proceso de apertura al mundo interior del oyente, y una ventana de posibilidades al encuentro consigo mismo.

En contextos psicoterapéuticos, una de las ventajas de emplear cuentos es que las personas puedan verse reflejadas sin sentirse intimidadas. En este proceso narrativo se viabiliza el  reconocimiento de la historia vivenciada, generando a nivel inconsciente una vinculación entre la vida de la persona que participa  y la historia que se narra,(por diferente que ésta parezca); esto hace que el oyente, pase de ser un espectador a un especto-actor y  tenga la posibilidad de reconstruir la narrativa dentro de su propio laberinto de emociones encubiertas, buscando un reconocimiento de sus vivencias y sentimientos dentro de un espacio seguro y de confianza. De tal forma, este proceso cobra relevancia dentro de una especie de pedagogía terapéutica, generando alternativas de cambio, afrontamiento y crecimiento personal.

Que son entonces, sino los cuentos, mitos o leyendas, sino parte de nosotros mismos.  Según el  mitólogo, escritor y profesor estadounidense Joseph Campbell en 1949, tanto el cuento como la mitología se puede ver como un esfuerzo primitivo para explicar el mundo de la naturaleza, como una producción de fantasía poética de los tiempos prehistóricos, quizás mal interpretada por las edades posteriores, también puede ser tratado por otros estudiosos modernos, como un sustitutivo de la instrucción alegórica para amoldar el individuo a su grupo, o como un sueño colectivo, sintomático de las urgencias arquetípicas dentro de las profundidades de la psique humana, o como el vehículo tradicional de las intuiciones metafísicas más profundas del hombre, y quizás desde el argumento teológico como una revelación divina.

Hace no mucho, Levi -Strauss, un antólogo francés muy reconocido, nos decía que no se puede vivir en un mundo no pensado y este mundo pensado se encuentra reflejado en todas las actividades de la vida cotidiana, en el universo único de cada persona. Entonces podríamos permitirnos decir, que estas historias podrían estar vinculados a experiencias vivenciadas en el mundo consciente como en el mundo inconsciente, con circunstancias, personajes y un hilo conductor narrativo. Si esto es posible, que importante es comprender el contexto en que se desarrolla este cuento o mito personal.  Nuestra mente, esta en constante e infinita creación de formas autónomas y soterradas de nuestro inconsciente, que llegan acceder a la conciencia de cada uno de nosotros, dando espacio a la expresión particular de cada uno y de sus culturas, en leyenda y mito personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba