Entre el bienestar y la vulnerabilidad social

Existe una sensación de vivir en una constante polaridad entre la sensación de bienestar y la vulnerabilidad, dos estados que parecen acompañarnos en una constante, para alimentar nuestros deseos a la movilización y cambio. Y nos preguntamos ¿no estamos todos/as en esta situación de vulnerabilidad en alguna ocasión? ¿Es razonable pensar que vivimos en un constante estado bienestar o confort? ¿ Es importante aprender pedir apoyo de nuestra red social, para afrontar las dificultades o disfunciones, sin que se nos coloque en un espacio de invisibilidad?. Quizás en estos días, nos pongamos a preguntar si la vulnerabilidad es una condición circunstancial o es una capacidad personal disminuida en poder anticiparse, afrontar, resistir o recuperarse ante una situación difícil. O es una mezcla de ambas. Aunque lo importante sería determinar que tan ajenos estamos a estas condiciones, asumiendo una falsa sensación de sosiego o placidez en el confort. 

 

 

Es posible, que un gran porcentaje de nosotros/as, nos hallemos en un pequeño bote o «cayuco» (como dicen en Africa), y en todo instante estemos en riesgo de caer de él, y no lograr salir bien librados, si no sabemos nadar o podemos hacer, nada ante la marea. No sería mejor, dejar ese individualismo y asumir que todos/as podemos encontrarnos en esta situación de vulnerabilidad, así tomar la importancia y responsabilidad que vivimos en un sistema vinculado y circulatorio. En este sentido, también empoderarnos y exigir y tomar parte de medidas de acceso y funcionalidad para todos/as. Así como algunos colectivos actúan sobre cómo prevenir e intervenir sobre la capacidad o incapacidad de las personas por poder anticipar, afrontar, resistir o recuperarse ante una circunstancia problemática, podemos tomar medidas de impacto sobre el rol del estado, las instituciones, centros educativos y profesionales para crear mejores sistemas de acceso y funcionalidad para apoyar a las personas motivadas a salir de su condición de vulnerabilidad. Estamos todos/as juntos/as en el mismo bote o “cayuco”.

Para tratar este tema he invitado para tratar este tema a Raúl Paredes Doctor especializado en psicología comunitaria, con una larga trayectoria de más de 30 años de actividad docente, investigador de métodos de participación e intervención comunitaria, promotor de estrategias de resiliencia psicosocial y coaliciones comunitarias. Miembro activo del movimiento de psicología de la liberación en el Perú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba